Inicios

Termas "La Cabaña" de la Torre se encuentra situada a 32 Km. del centro de la ciudad de Cochabamba sobre la carretera que vincula la ciudad de Cochabamba con la ciudad de La Paz. Carlos de la Torre Guardiola, propietario original de los terrenos donde surgen las aguas minerales de la Cabaña, funda el 6 de agosto de 1948 Termas "La Cabaña" de la Torre con la construcción de un pequeño hotel cuyo principal atractivo son los baños termales. En la década de los años 80 la Cabaña se constituye en una empresa embotelladora. A partir de 1998, otorga la franquicia de la marca a la Compañía Boliviana de Bebidas S.A., que hasta la fecha envasa el agua. El 18 de Mayo de 1990 Carlos de la Torre Muller compra el hotel a su familia y se encarga de la administración del lugar. Desde entonces se realizan mejoras como la reconstrucción del hotel y la construcción de nuevas instalaciones. Actualmente Termas "La Cabaña" de la Torre es un club privado con 750 familias socias. Sus instalaciones cuentan con 28 habitaciones con un total de 80 camas. La capacidad máxima de atención durante los fines de semana para pasar el día es de 140 personas. Instalado sobre seis hectáreas planas de terreno, más 24 hectáreas de cerros, el centro cuenta con una cancha de fútbol, un campo de beach voley y otra de tenis, así como dos canchas de fútbol de salón, además de un jacuzzi que cuenta con los servicios de una masajista. La Cabaña cuenta con varias diversiones entre las que destacan el ping pong, mesas de billar y de futbolín; para los más tradicionales y adictos a la pantalla chica, es bueno recordar que cuenta con una antena parabólica que permite acceder a varias estaciones televisivas nacionales e internacionales.

Aguas Termales

Las aguas emergen a una temperatura de 480C, según estudios geofísicos realizados por científicos de la universidad de Oxford, desde una profundidad de 5.700 metros; en su recorrido hacia la superficie absorben diferentes minerales. Entre sus principales propiedades se cuenta la presencia del magnesio, una sal mineral que proporciona elasticidad, tonicidad y vitalidad a los tejidos y músculos como el corazón. La Federal Drug Administration de Estados Unidos investigó y probó este elemento, determinando que la presencia del magnesio en el agua puede prevenir hasta en un 40 por ciento los ataques al corazón. El agua mineral de La Cabaña de la Torre, aquella que se embotella y la misma que se usa para los baños termales, contiene 210 mgrs. por litro, una cantidad más que suficiente para mantenerse fuerte y saludable.

Propiedades de las aguas termales

Las excelentes propiedades curativas de las aguas minerales contra restan las molestias ocasionadas por los cálculos renales, la artritis y el reumatismo. Esta agua no contiene calorías, no es excitante nervioso y estimula las defensas del organismo. Depura la sangre, eliminando toxinas por sudoración y diuresis. Reactiva el metabolismo y reeduca el sistema termorregulador. Tiene efectos revitalizadores sobre células y tejidos. Conlleva resultados analgésicos y antiespasmódicos. Es sedante del sistema nervioso, mejora el estado de la piel y las enfermedades relacionadas con el estrés. Ayuda en problemas gastrointestinales. Controla los dolores del síndrome premenstrual. Elimina la acidez estomacal.

Ferrocarril

El ferrocarril es una de las últimas atracciones del hotel. Aprovechando que hace tiempo que nadie hace uso de la línea férrea Cochabamba-Oruro, a los propietarios del hotel se les ocurrió construirse un pequeño carro impulsado a manilla por la misma energía de sus ocupantes. Los clientes ocasionales o socios deben cruzar el puente colgante para cruzar el río y llegar a la línea férrea. Entonces, se ponen de acuerdo y hacen uso del móvil recorriendo varios kilómetros a uno u otro lado. Es toda una aventura que combina los ejercicios, el paseo y la diversión.

Tarifas

Todo cliente ocasional que va por un día, además de disfrutar de todas sus instalaciones, será atendido con el servicio de desayuno, almuerzo, té y cena (los platos son internacionales) por la suma de $us. 27.5 para adultos y $us. 16.5 para menores. Pasar un fin de semana le cuesta $us. 55. Los socios pagan una suma inferior, los mayores pagan $us. 25 y los menores pagan $us. 15. el fin de semana le cuesta $us. 50. Estos montos no incluyen las bebidas, gaseosas, postres, helados o cualquier otro producto deseado por los clientes como ser aspirinas, shampoo, etc. El cliente ocasional o socio será recibido el viernes y podrá cenar allá; algo que le permitirá ganar un par de valiosas horas cuando de pasar un buen momento se trata, pues ya amanecerá en La Cabaña y desde muy temprano podrá bañarse en la piscina y disfrutar las bondades de sus aguas termales.

Reservas y consultas

Las reservas y consultas se las realiza por medio de llamadas telefónicas. El encargado de la recepción de estas llamadas es el mismo propietario, Don Carlos de la Torre. El cual se encarga de absorber las inquietudes de los clientes ocasionales o de los mismos socios y de registrar las reservas. Si él no estuviera presente sus funciones recaen sobre la Secretaria. Estas reservas se las registra en un libro de reservas no sin antes verificar la veracidad de las mismas, para lo cual se cuenta con un identificador de llamadas que ayuda a disminuir la cantidad de llamadas falsas. Ambas, consultas y reservas, se encuentran disponibles únicamente en horario de oficina durante los días de la semana hasta el día jueves para las reservas de fin de semana. Las reservas que se hagan después del día jueves están sujetas a la disponibilidad de la empresa.




[ Página
Principal ]
Volver Inicio